Familia Quesos Pasta Hilada

Introducción

La familia “pasta hilada” debe su nombre en su proceso de elaboración la masa de estos quesos se somete a un proceso de calentamiento con agua, luego es amasado, estirado o hilado.El más conocido de estos quesos es la mozzarella con DO y que es la original (Bufala di Campana) y que se hace en Italia con leche de búfala.

Un poco de historia:

La historia del búfalo en Italia no está totalmente establecida y existen varias teorías.
Una de esas es que los árabes habrán introducido la crianza de búfalo que normandos de Sicilia lo llevaron a Italia en 1000 d.C.
Por su fuerza y el tamaño de sus pezuñas, el búfalo era de uso importante en distintos terrenos de los campos.
Siglo XII: primeros derivados de leche de búfala.
Siglo XVIII: mozzarella de búfala se expande en el sur de Italia.

Características y tips para reconocer un queso de calidad:

  • Queso especial para derretir se mantienen muy bien a altas temperaturas
  • De pasta compacta y consistente.
  • Sabor neutro

Se diferecian:

  • La Provoleta es especial para aperitivo, se derrite en la parrilla, al horno o en una plancha.
  • La Mozzarella madura es ideal para platos con queso derretido.
  • La Mozzarella fresca es ideal para ensaladas.

El proceso de elaboración:

El proceso de hilado se realiza en equipos especiales o simplemente a mano cuando se trata de fabricaciones artesanales, luego es moldeada, enfriada, salada para finalmente ser envasada. 

Las recomendaciones de maridaje de la Escuela del Queso:

Estos quesos en general se pueden acompañar con orégano, tomate, berenjenas, para levantar el sabor de estos deliciosos productos.

Sabias que?

Al estar tratados a muy altas temperaturas durante su proceso de elaboración los quesos proveleta y mozarella madura se pueden mantener a <20°C. Durante el proceso de hilado la textura de la masa en la elástica como la de un chicle.

El plus nutrición…

Para las personas que tienen que cuidarse, por higiene de vida o por razones de sobrepeso, el queso tiene su lugar en una alimentación equilibrada. En cantidad racionable, no engorda. Aparte del efecto del calcio, su riqueza en proteínas favorece la saciedad ya que modulan el control del peso y de la composición corporal. Según los expertos, existe una relación inversa entre aportes cálcicos e IMC. Se habla de la formación de un complejo calcio/ácidos grasos en el intestino limitando la absorción de ellos